Estimulacion temprana en Merida Yucatan

EL MUNDO DEL  BEBE ATRAVES DE LOS SENTIDOS   (primera parte)

L.P.A. Maria del mar Isla de la Riva

EL TACTO.-

Al hablar del sentido del tacto nos referimos no solo cuando el bebe toca sino también a todos los estímulos que recibe cuando es tocado y acariciado.

Es a través del tacto que el bebé empieza a conocer su cuerpo y a formar una imagen corporal, la cual  le será necesaria  para conocer el mundo que le rodea y adaptarse a él.

En los primeros meses de vida el tacto tienen como función principal el permitirles descubrir el mundo en que se encuentran por lo que su cara, palmas de las manos y de los pies y columna vertebral son altamente sensibles y se puede estimular este sentido con técnicas como masajes, roce de telas y objetos de diferentes texturas. Además el recibir caricias les permite desarrollar su autoestima y seguridad. Los masajes producen relajación contribuyendo a una respiración uniforme, estimula las terminaciones nerviosas para un óptimo desarrollo motriz, se mejoran los patrones de sueño y función intestinal, circulación y digestión.

EL GUSTO.-

Los bebés necesitan pasar muchas horas del día satisfaciendo su fuerte reflejo de succión. Los bebés que durante los primeros seis meses de vida pueden satisfacer sus necesidades con succión ilimitada, tienen menores posibilidades de llegar a chuparse el dedo después. Del nacimiento a los dos años el niño pasa por la etapa oral, por que además de causarle gran satisfacción el chupar las cosas, es su principal fuente para conocer lo que le rodea, a lo cual se debe que los bebés y niños pequeños chupan todo. Esta etapa termina, dando paso a lo siguiente, pero en un niño que después de los dos años sigue chupando mucho las cosas se puede hablar de una falta de estimulación oral. El sentido del gusto en el bebé está tan bien desarrollado como el de una persona adulta.  Puede diferenciar entre dulce, ácido y amargo.