Estimulacion temprana en Merida Yucatan

EL MUNDO DEL  BEBE ATRAVES DE LOS SENTIDOS   (segunda parte)

L.P.A. Maria del mar Isla de la Riva

LA VISTA.-

Al momento de nacer el recién nacido ve bien, aunque sus ojos todavía n mantienen la capacidad de ajustarse a diferentes distancias por lo que por momentos hará bizcos. Luego rápidamente  se irán afinando todas las partes de su sistema visual muscular, cristalino de ojo y retina, lo cual lo llevará a mejorar la visión asemejándose cada vez más a la vista de un adulto.

Al mirar el mundo el bebé ve claramente a 30 cm de su cara y a los cuatro días de nacido ya identifica a su madre. Puede seguir con sus ojos objetos que estan ubicados a una distancia entre 25 y 30 cm de su cara. Puede ver y diferenciar todos los colores llamándole más la atención los contrastes en blanco, negro y rojo. Mira el contorno de los objetos por el contraste entre su forma y el trasfondo, por eso le llama mucho la atención el rostro humano.

EL OIDO.-

Al nacer el bebé tiene el sentido del oido totalmente desarrollado, recordemos que desde el vientre materno el bebe escucha y reacciona a los diferentes sonidos, tanto internos como externos.

El recién nacido puede discriminar volumen, tono y timbre, escuchar susurros, ignorar sonidos monótonos, ubicar sonidos girando la cabeza a la derecha o izquierda, diferenciar sonidos de lenguaje verbal del resto de los sonidos, reconocer las voces de su mamá y de su papá.

EL OLFATO.-

El sentido del olfato en los bebés como en los otros sentidos es altamente desarrollado, de allí que pueden determinar quien es el padre o la madre por el olor de la ropa, perfume, etc. El olfato no es solo una fuente de sensaciones placenteras para el bebé sino también promueve los movimientos autónomos y esqueléticos lo cual es importante para el crecimiento motor.