Estimulacion temprana en Merida Yucatan

LA POSICION DEL BEBE : COMO INFLUYE EN LO QUE PUEDE APRENDER

L.P.A. María del Mar Isla de la Riva

    En el primer mes la posición más favorable es la posición fetal o en flexión, ya que ayuda al recubrimiento de las células nerviosas con la capa de mielina y favorece el desarrollo motor. A medida que el bebe crece y se desarrolla va pasando de la posición en flexión (fetal) a una posición mas en extensión, por lo que al pasar las 4 primeras semanas se le debe dar mas libertad de movimiento al bebe y el bebe necesita estar mas tiempo acostado boca abajo ya que de aquí comienza el desarrollo motor del niño, el control de la cabeza, levantarla, alzar los hombros, voltear su torso, sentarse, gatear…. Hay que asegurarse que el bebe tenga por lo menos 15 minutos de descanso sobre su estomago todos los días. Cuando se acueste boca arriba motivarlo a levantar los brazos para tomar objetos y patear y levantar las piernas para alcanzar juguetes.

    Al igual podemos hablar de  la posición del bebé dentro de la cuna y de la posición de la cuna dentro del dormitorio, ya que igual influyen en el aprendizaje del niño por determinar la cantidad de información que recibe, mientras el niño se pueda desplazar por si mismo en búsqueda de nuevos estímulos. El dejar la cuna  en el mismo lugar durante meses, lleva al niño a acostumbrarse a la orientación y perspectiva estática de su cuarto, por lo que a través de los barrotes verá siempre los mismos estímulos. Cuando se le cambia de sitio la cuna una vez al mes (por ejemplo) se le da la posibilidad de ver otras perspectivas de su mundo, tendrá más información para aprender y al mismo tiempo se evitarán lateralizaciones creadas, es decir el niño desarrolla más un lado del cuerpo que el otro ya que en búsqueda del estímulo siempre pone la cabeza o el cuerpo del mismo lado. También se recomienda cambiar la posición del bebé  dentro de la cuna  acostándolo a veces del lado derecho y otras del izquierdo, así como  a la hora de darle la leche, sin embargo cuando el niño cumple 8 o 9 meses este cambio le puede resultar desconcertante ya que en esta edad los niños desean una rutina establecida lo cual le dará seguridad y el ya tiene la habilidad motora para desplazarse en búsqueda del estímulo.

     De igual manera cuando busquemos tener más atención del bebe  en el momento de ser estimulado es mejor que el bebe este sentado o parado ya que una posición semi-inclinado es más favorable para distraaerse.